Incentivar la alimentación balanceada, suficiente, nutritiva y saludable a través de estrategias de salud pública.